3 sencillos pasos para mejorar tu nutrición

Comer sano no tiene por qué ser un rompecabezas imposible. Puedes lograr cualquier objetivo: perder peso, mayor fuerza, mejor rendimiento deportivo y diario y, lo más importante, mejor salud.

A veces estamos tan atrapados en la pérdida de peso y las dietas de moda que perdemos de vista lo que es realmente importante: ¡nuestra salud! Estos son algunos consejos que le ayudarán mejorar tu nutrición, independientemente de su objetivo.

Mejorar la nutrición: anótelo

El seguimiento de su nutrición le permitirá comprender dónde se encuentra y dónde puede faltar su nutrición. También puede usar aplicaciones que rastrearán todo por usted, o simplemente puede escribirlo y agregar manualmente sus hábitos alimenticios.

Un pequeño consejo anote todo durante al menos 3 días antes de agregar aditivos nutricionales como calorías, carbohidratos, grasas y proteínas; esto le permitirá acostumbrarse al proceso. Además, obtendrá una representación precisa de qué y cuánto come regularmente para que pueda comenzar a hacer pequeños ajustes para mejorar sus macronutrientes.

Después de los 3 días iniciales continúe por otros 3 días, esta vez agregue las calorías y los nutrientes. Use esa información para determinar los cambios que desea implementar y comience por hacer uno o dos cambios pequeños (intente comer más proteínas, intente comer menos grasas saturadas o lo que vea en su plan de comidas que necesite mejorar).

Come la mayor parte de tu comida durante el día.

Para la salud general y para aprovechar al máximo su dietaEs más inteligente comer la mayor parte de sus alimentos cuando su cuerpo usa sus calorías durante el día.

Para abordar este problema, se pueden realizar dos cambios importantes. Primero, trate de comer más durante el día. Tu objetivo no es necesariamente reducir la cantidad que comes, sino simplemente regularte mejor. Lleve una comida al trabajo que incluya carbohidratos y carne, y luego varios bocadillos de frutas, verduras crudas y queso. Entonces, por la noche, concentre su cena en proteínas y vegetales, con pequeñas cantidades de carbohidratos. Encontrar un té de hierbas que le guste puede ser un buen sustituto de su refrigerio nocturno si come por aburrimiento o por hábito.

Mejora la nutrición: bebe agua con regularidad.

Beber más agua es un remedio simple pero muy efectivo no solo para perder peso, sino también para una mejor digestión y una mejor salud en general. Todos sabemos que debemos beber agua durante el día, pero generalmente lo olvidamos.

Una manera fácil de adquirir el hábito de beber durante el día es llevar agua … ¡a todas partes! De acuerdo, tal vez cargar una botella entera no sea para todos, pero llevar una botella reutilizable contigo te recordará que debes beber agua con más frecuencia.

Es fácil acostumbrarse a él si trabaja en su escritorio y siempre tiene agua en el trabajo, pero trate de tenerla a mano en la casa, en la mesita de noche y llévela con usted en el automóvil cuando salga el fin de semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *